Cáncer de estómago

El cáncer de estómago o cáncer gástrico es un tumor maligno procedente de las células de la mucosa, que es la capa más interna de la pared de este órgano. A medida que el cáncer crece, se disemina hacia sus capas más externas (muscular y serosa).

El estómago forma parte de la parte superior del sistema digestivo. Es un saco muscular que recibe la comida proveniente del esófago, se expande para contenerla y secreta el jugo gástrico que actúa sobre el proceso de digestión de los alimentos.

  • Edad: se presenta generalmente a partir de los 50 años.
  • Sexo: los hombres presentan una tasa dos veces mayor que las mujeres.
  • Alimentación: Una dieta rica en alimentos salados y ahumados, y con escaso consumo de frutas y verduras.
  • Tabaquismo: Aumenta particularmente el riesgo de desarrollar cáncer en la parte superior del estómago, cercana al esófago.
  • Infección por Helicobacter pylori: La infección por esta bacteria es causa frecuente de úlceras pépticas.
  • Gastritis crónica atrófica: Condición por la que el estómago produce menos ácido gástrico.
  • Pólipos en el estómago: Los pólipos adenomatosos pueden convertirse en cáncer.
  • Anemia perniciosa: condición producida por el déficit de una proteína llamada factor intrínseco que secreta el estómago, lo que dificulta la absorción de vitamina B12.
  • Antecedentes familiares de cáncer de estómago.

Los síntomas del cáncer de estómago son inespecíficos, por lo que habitualmente se detecta en estados avanzados. Estos pueden incluir:

  • Poco apetito.
  • Pérdida involuntaria de peso.
  • Dolor en la parte alta del estómago.
  • Sensación de saciedad a pesar de haber comido liviano.
  • Acidez o indigestión permanente.
  • Náuseas y vómitos constantes.
  • Vómitos, con o sin sangre.
  • Deposiciones de color negrusco tipo alquitrán.
  • Anemia.
  • Endoscopía: Utilizando un tubo flexible, se inserta una cámara para buscar signos de cáncer y, si es necesario, recoger una muestra de tejido del estómago para examinar al microscopio y determinar si hay presencia de células cancerosas.
  • TAC de abdomen, torax y pelvis: Una vez confirmada la enfermedad, se realiza para determinar su nivel de avance al observar si hay ganglios u otros órganos afectados y determinar la etapa en la que se encuentra (I, II, III o IV).
  • PET/CT: Es recomendable realizarlo en pacientes con tumores avanzados para descartar metástasis a distancia y evaluar respuesta a los tratamientos con quimioterapia.
  • Estadio I: El tumor compromete solo la pared del estómago.
  • Estadio II: El cáncer se diseminó a ganglios cercanos al estómago.
  • Estadio III: El cáncer se diseminó a órganos cercanos, como bazo, colon, hígado y diafragma.
  • Estadio IV: El cáncer se diseminó a otras partes del cuerpo como pulmones y ganglios linfáticos distantes.

El tratamiento del cáncer gástrico debe ser realizado en un centro de experiencia y de alto volumen en el manejo de estos tumores, ya que lo que determina su éxito es la combinación de diferentes tipos de opciones terapéuticas, lo que se denomina tratamiento multimodal.

  • Tratamiento endoscópico: Sólo si el tumor se encuentra en una etapa muy inicial existe la opción de extirparlo mediante un procedimiento endoscópico.
  • Cirugía: El tipo de intervención quirúrgica va a depender de la etapa en que se encuentre la enfermedad. Puede realizarse la extirpación parcial (sólo la parte afectada por el cáncer) o total del estómago, si es que está más avanzado. En este último caso, se realiza también una conexión entre el esófago y el intestino delgado para posibilitar la circulación de la comida por el sistema digestivo. También pueden extraerse ganglios linfáticos para examinar si hay presencia de cáncer.
  • Quimioterapia: Puede administrarse antes de la cirugía con el fin de reducir el tamaño del tumor y así facilitar su extirpación, o después para eliminar células cancerosas que pudieran haber quedado (a menudo en combinación con radioterapia).
  • Radioterapia: Puede administrarse antes de la cirugía con el fin de reducir el tamaño del tumor y así facilitar su extirpación, o después para eliminar células cancerosas que pudieran haber quedado (a menudo se utiliza en combinación con quimioterapia). En personas con cáncer avanzado, se usa para aliviar síntomas de la enfermedad.
  • Terapia dirigida: Estos nuevos medicamentos están diseñados para bloquear el crecimiento y propagación de células cancerosas.

INCIDENCIA Y MORTALIDAD EN CHILE

Incidencia: El año 2012 se registraron 3.712 casos nuevos, lo que representa el 9,2% de todos los cánceres diagnosticados ese año. (Fuente: International Agency for Research on Cancer, Globocan).

Mortalidad: En 2012 se registraron 3.371 fallecimientos por este tipo de cáncer, lo que representa el 13,5 % del total de muertes por cáncer ese año. (Fuente: International Agency for Research on Cancer, Globocan).

Gire su dispositivo móvil Estimado usuario, nuestro sitio ha sido oprimizado para una visualización vertical. Gire su dispositivo y siga navegando.