Cáncer de mama

El cáncer de mama es un tumor maligno que se origina en la glándula mamaria. Tiene la capacidad de invadir los tejidos sanos de alrededor y de alcanzar órganos alejados e implantarse en ellos.

  • A mayor edad aumenta el riesgo.
  • Haber tenido la primera menstruación antes de los 12 años.
  • Menopausia posterior a los 55 años.
  • Primer embarazo después de los 30 años.
  • No haberse embarazado.
  • Obesidad o sobrepeso (IMC superior a 25)
  • Tabaquismo.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Algunas terapias de sustitución hormonal en la menopausia.
  • Antecedentes personales de biopsia por lesión de alto riesgo o precursora.
  • Predisposición familiar y genética.
  • Antecedentes familiares directos (por línea materna o paterna) de cáncer de mama, ovario, colon, próstata y páncreas.
  • Aparición de nódulo en la mama.
  • Dolor en la mama al palpar.
  • Cambio de tamaño de alguna de las mamas.
  • Irregularidades en el contorno.
  • Alteración en la piel de la mama (úlceras, cambio de color, aparición de piel de naranja).
  • Cambios en el pezón (como hundimiento del mismo).
  • Aparición de un nódulo en la axila.

Un cáncer diagnosticado tempranamente, sin compromiso de ganglios, tiene una tasa de curación de 98%. Se puede detectar con las siguientes pruebas:

  • Autoexamen: debe realizarse mensualmente, 7 días después del comienzo de la regla.
  • Examen físico realizado por el médico.
  • Mamografía: el método más eficaz. Permite detectar lesiones en la mama antes de que sean palpables y cuando aún no son invasores y no se han diseminado a los ganglios o a otros órganos.
  • Ecotomografía mamaria: permite distinguir masas sólidas de las líquidas, y detectar tumores que no son visibles en la mamografía.
  • Resonancia nuclear magnética: para mujeres que ya han sido diagnosticadas con cáncer de mama, para detectar el tamaño del tumor y un posible tumor en el otro seno. También se recomienda realizarla anualmente a mujeres con alto riesgo de desarrollar la enfermedad.
  • Biopsia: puede realizarse con una aguja o mediante un corte en la piel.
  • Estadio 0: son lesiones premalignas. Las células tumorales están localizadas exclusivamente en la pared de los lobulillos o de los conductos galactóforos.
  • Estadio I: el tamaño del tumor es inferior a 2 centímetros. No hay afectación de ganglios linfáticos ni metástasis a distancia.
  • Estadio II: el tumor mide entre 2 y 5 centímetros, con o sin afectación de ganglios axilares.
  • Estadio III: el tumor afecta a los ganglios axilares y/o piel y/o pared torácica muscular.
  • Estadio IV: el cáncer se ha diseminado, afectando a otros órganos como huesos, hígado o pulmón.
  • Cirugía: se utiliza en la mayoría de las pacientes con cáncer de mama. Su finalidad es extirpar el cáncer, por lo cual, según lo avanzado de la enfermedad, se puede extraer el tumor conservando el seno o realizar una mastectomía. También se extirpan ganglios linfáticos para examinarlos y averiguar si el cáncer se ha extendido a ellos. En el caso de la mastectomía, habitualmente se lleva a cabo otra operación para reconstruir el seno.
  • Radioterapia: se utiliza tras una cirugía con conservación de la mama para reducir las posibilidades de que el cáncer regrese en el seno o ganglios contiguos; luego de una mastectomía cuando el tumor medía más de 5 centímetros o se había expandido a los ganglios.
  • Quimioterapia: puede utilizarse después de la cirugía para eliminar células cancerosas que pudieran haber circulado por el torrente sanguíneo y disminuir el riesgo de que el cáncer reaparezca en la mama o en otros órganos; antes de la cirugía para ayudar a reducir el tamaño del tumor en caso de que sea muy grande como para ser extirpado: o como tratamiento principal si el cáncer se ha propagado a otros órganos.
  • Terapia hormonal: se utiliza normalmente después de la cirugía para evitar que el cáncer regrese, en el caso de los tumores con receptores de hormonas. El medicamento más utilizado para bloquear los receptores de estrógeno en las células cancerosas de la mama es el Tamoxifeno, que también actúa sobre otros tejidos como útero y huesos.
  • Terapia dirigida: estos nuevos medicamentos, diseñados para bloquear el crecimiento y propagación de células cancerosas de ciertos tipos de tumores, pueden administrarse solos, complementarse con otros del mismo tipo o en conjunto con quimioterapia.
  • Inmunoterapia: con el fin de estimular al sistema inmunológico para luchar contra la enfermedad, se elaboran vacunas con células de la propia paciente. Se utiliza para complementar el tratamiento con quimioterapia y aún está en desarrollo.

INCIDENCIA Y MORTALIDAD

Incidencia: El año 2012 se registraron 4.081 casos nuevos, lo que representa el 20,4% de todos los cánceres diagnosticados en mujeres ese año. (Fuente: International Agency for Research on Cancer, Globocan).

Mortalidad: En 2012 se registraron 1.455 fallecimientos por este tipo de cáncer, lo que representa el 12,1% del total de muertes por cáncer en mujeres ese año. Es la mortalidad más alta por enfermedad oncológica entre las chilenas (Fuente: International Agency for Research on Cancer, Globocan).

Gire su dispositivo móvil Estimado usuario, nuestro sitio ha sido oprimizado para una visualización vertical. Gire su dispositivo y siga navegando.