Cáncer de vesícula biliar

El cáncer de vesícula biliar es un tumor maligno que se produce en la pared de la vesícula biliar.

Este es un pequeño órgano ubicado debajo del hígado que funciona como depósito de la bilis que secreta el hígado -la que ayuda a la digestión de las grasas de los alimentos- y que luego es eliminada hacia el intestino delgado. La vesícula tiene tres capas de tejido; el cáncer se origina en la capa más interna y se disemina a través de las otras dos mientras crece.

  •  Ser mujer.
  • Tener cálculos en la vesícula biliar, en especial si permanecen largo tiempo. Debido a que los cálculos biliares son el mayor factor de riesgo, la extirpación de la vesícula es una acción preventiva recomendada por los especialistas.
  • Ictericia (color amarillo en la piel y en el blanco de los ojos).
  • Dolor en el lado derecho del abdomen.

Se suele diagnosticar de forma tardía porque:

  • No hay signos ni síntomas tempranos.
  • Los síntomas, cuando se perciben, son parecidos a los de otras enfermedades.
  • Muchas personas tienen cálculos -lo que constituye un factor de riesgo para el cáncer-, pero no lo saben porque a veces son asintomáticos.

El cáncer de vesícula es difícil de detectar en su fase inicial ya que puede no generar síntomas. Muchas veces se descubre al realizar la biopsia de una operación de la vesícula por cálculos sintomáticos o asintomáticos.

Si en una consulta médica, el especialista detecta síntomas que podrían indicar un cáncer, a continuación se realizarán algunas de las siguientes pruebas:

Habituales:

  • Exámenes de sangre.
  • Ecografía abdominal.

Complementarios en algunos casos:

  • Tomografía axial computarizada (TAC).
  • Resonancia nuclear magnética (RNM).
  • Colangiografía.
  • PET-CT.
  • Laparoscopia.
  • Biopsia.
  • Estadio I: Es tumor se encuentra localizado en el interior de la vesícula y no sobrepasa sus paredes.
  • Estadio II: El tumor infiltra todas las paredes de la vesícula.
  • Estadio III: El tumor está infiltrando tejidos vecinos (como hígado, intestino delgado o páncreas) y ganglios linfáticos cercanos.
  • Estadio IV: Existen metástasis en otros órganos.
  • Cirugía: Es el tratamiento de elección en pacientes que no presentan metástasis de distancia. Puede ser con intención curativa, cuando se cree posible extraer todo el tumor. El tratamiento quirúrgico incluye la extirpación de la vesícula (cuando todavía está presente), tejido contiguo y ganglios regionales. Si se considera necesario, pueden extirparse también segmentos del hígado y otras áreas en las que se encuentre propagado el cáncer.
  • Quimioterapia: Se utiliza habitualmente como complemento de la cirugía o en enfermedad metastásica.
  • Radioterapia: Se utiliza habitualmente como complemento de la cirugía.

INCIDENCIA Y MORTALIDAD EN CHILE

Incidencia: El año 2012 se diagnosticaron 2.280 casos nuevos, lo que representa un 5,6% de todos los cánceres diagnosticados en ese año. (Fuente: International Agency for Research on Cancer, Globocan).

Mortalidad: La mortalidad por este tipo de cáncer en 2012 fue de 1.879 personas, lo que representa el 7,5% de las muertes producidas por cáncer en ese año. (Fuente: International Agency for Research on Cancer, Globocan).

Gire su dispositivo móvil Estimado usuario, nuestro sitio ha sido oprimizado para una visualización vertical. Gire su dispositivo y siga navegando.