Mieloma múltiple

El mieloma múltiple es una enfermedad que afecta a la médula ósea, alterando un tipo de glóbulo blanco llamado célula plasmática, fundamental para la producción normal de anticuerpos.

Con el desarrollo de esta patología, se genera un exceso de células plasmáticas tumorales que ocupan la médula ósea, impiden una hematopoyesis normal y generan un aumento de producción de anticuerpos anómalos, los que se depositan en distintos lugares del organismo y dan a lugar a diferentes complicaciones.

  • Existe una mayor incidencia en el sexo masculino y raza afroamericana.
  • Edad: Se desarrolla más frecuentemente a partir de los 65 años.
  • Exposición a radiación o sustancias químicas.
  • Antecedentes personales de otras neoplasias de células plasmáticas (gammapatía monoclonal de significación indeterminada o Plasmocitoma).
  • Anemia.
  • Dolor óseo: Es una manifestación de lesiones progresivas en los huesos, que pueden derivar en fracturas.
  • Infecciones: Se produce inmunosupresión debido a la menor producción de anticuerpos normales.
  • Insuficiencia renal.
  • Exámenes de sangre y orina: Pueden detectar la presencia de proteínas anormales que producen las células del mieloma. Estos exámenes son electroforesis de proteínas, inmunofijación y determinación de cadenas livianas en sangre.
  • Mielograma: Se realiza una punción al nivel del esternón o cadera para extraer médula ósea que posteriormente se analiza a microscopio. Al presentar mieloma, se evidenciará un exceso de plasmocitos en la médula ósea.
  • Imagenología: Pruebas de imágenes pueden detectar problemas óseos asociados al mieloma.
  • Quimioterapia: Se utilizan distintas combinaciones para atacar las células del mieloma. Pueden realizarse en combinación con inmunomoduladores.
  • Inmunomoduladores: Son terapias que estimulan el sistema inmune con el propósito de controlar la enfermedad y evitar la proliferación de las células plasmáticas anormales.
  • Trasplante de médula: A través de un trasplante autólogo, al paciente se le implantan sus propias células madre, lo que lleva a regenerar su sangre después de un tratamiento potente de quimioterapia.
  • Anticuerpos monoclonales: Últimamente, han emergido terapias de anticuerpos monoclonales dirigidos contra antígenos específicos de las células plasmáticas patológicas. Se administran en conjunto con quimioterapia e inmunomoduladores, y sus resultados son promisorios.

Incidencia y mortalidad en Chile

Incidencia: El año 2012 se registraron 537 casos nuevos, lo que representa el 1,3% de todos los cánceres diagnosticados ese año. (Fuente: International Agency for Research on Cancer, Globocan).

Mortalidad: En 2012 se registraron 435 fallecimientos por este tipo de cáncer, lo que representa el 1,7 % del total de muertes por cáncer ese año. (Fuente: International Agency for Research on Cancer, Globocan).

Gire su dispositivo móvil Estimado usuario, nuestro sitio ha sido oprimizado para una visualización vertical. Gire su dispositivo y siga navegando.