Guía para cuidarse del cáncer de piel

Realizar un autoexamen y evitar la sobreexposición a la radiación UV son acciones fundamentales para protegerse.

Para prevenir el cáncer de piel, realizar un autoexamen y evitar la sobreexposición a la radiación UV son acciones fundamentales.

Autoexamen de piel

Frente a un espejo largo y con el apoyo de un espejo de mano, realice los siguientes pasos:

Fíjese en el rostro (incluyendo labios y ojos), cuello, pecho y abdomen. Levante los brazos y revise las zonas debajo de ellos; doble los codos y mire antebrazos, palmas y partes superiores de las manos. No olvide la piel entre los dedos y uñas.

Con ayuda del espejo de mano, revise la parte posterior del cuello, el cuero cabelludo, orejas, espalda, glúteos y el área genital.

Revise la parte delantera, interior y posterior de las piernas. Examine pies, incluyendo las plantas, la piel entre los dedos y la raíz de las uñas.

La regla del ABCDE

Mientras más lunares tiene, es mayor el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Observe sus lunares y consulte a su doctor si tiene alguna de estas señales:

Asimetría

Una mitad es distinta a la otra.

Borde

Bordes irregulares, borrosos y mal definidos.

Color

Irregular, con presencia de dos o más tonalidades: marrón o negro, o incluso rojo, blanco o azul.

Diámetro

Área superior a 6 milímetros o que se está extendiendo.

Evolución

Crecimiento o cambios rápidos en tamaño, forma y color.

¿Cuál es la mejor forma de protegerse?

Evitar la exposición solar entre las 11 y las 16 horas.

Utilizar estructuras que den sombra (quitasoles, techos).

Usar sombreros, camisetas manga larga, ropa oscura de trama apretada.

Usar filtro solar de al menos FPS 30, contra UV-A y UV-B, incluso en días nublados.

Noticia siguiente
Gire su dispositivo móvil Estimado usuario, nuestro sitio ha sido oprimizado para una visualización vertical. Gire su dispositivo y siga navegando.