Las novedades en el tratamiento del cáncer de hígado

El carcinoma hepatocelular es el cáncer o tumor maligno primario más frecuente del hígado y representa actualmente la quinta causa de enfermedad maligna en el mundo y la tercera razón de mortalidad por cáncer. Cada 30 segundos, una persona en el mundo muere por esta causa.

Y Chile no es la excepción. Las defunciones por esta causa van en aumento. Mientras en 2002 murieron alrededor de 700 personas, en 2012 fallecieron más de mil, de acuerdo a registros del Ministerio de Salud.

La alternativa terapéutica primaria para el cáncer de hígado es la cirugía resectiva, la cual puede cumplir un rol curativo en pacientes que por tamaño y/o número de lesiones no cumplen con el criterio para trasplante y tienen una buena reserva funcional de su hígado. En aquellos candidatos a trasplante que cumplen con los criterios y que presentan lesiones únicas, la cirugía puede ser una alternativa curativa o un “tratamiento puente” en espera del donante.

La ablación por radiofrecuencia o micro ondas es también una opción curativa para personas con tumores de menos de 2 centímetros y consiste en destruir el tumor por mecanismos de energía de alta frecuencia, por vía percutánea (a través de la piel) o en una cirugía. También permite ser un “tratamiento puente” o una alternativa paliativa para demorar la progresión de la enfermedad en los pacientes no candidatos a cirugía ni trasplante.

También, reducir el flujo de sangre al tumor y producir isquemia y necrosis tumoral es otra de las terapias de espera de trasplante, y principalmente un tratamiento paliativo para pacientes con enfermedad avanzada.

La Radioterapia Estereotáxica (SBRT, por su sigla en inglés) es el más reciente avance disponible para tumores no operables de hígado y metástasis hepáticas. El Dr. Moisés Russo, oncólogo radioterapeuta del Instituto Oncológico FALP explica que consiste en administrar altas dosis de radiación al tumor en pocas fracciones de tratamiento con exactitud milimétrica. Este procedimiento se realiza en sesiones ambulatorias con el robot CyberKnife M6, y en algunos casos con los equipos Thomotherapy HD o VMAT, siendo el primero el más preciso ya que sigue el movimiento del tumor simultáneamente con los movimientos naturales del organismo. “FALP es el único centro que cuenta con tres tecnologías diferentes de radioterapia para poder tratar este tipo de tumores con lo más adecuado para cada paciente”.

“La radiocirugía está indicada para pacientes con pocas metástasis, tumores primarios del hígado inoperables o que no desean someterse a cirugía. Se realizan entre 3 y 6 sesiones. Es un procedimiento ambulatorio, con bajos riesgos en la mayoría de los pacientes. Menos del 10% de los pacientes podría presentar dolores en la pared costal, daños intestinales o problemas hepáticos”.

El especialista agrega que las dosis de radiación se calculan en función de si el hígado está dañado y si el tumor está ubicado cerca de órganos críticos”.

Factores de riesgo

Alrededor de un 90% de los tumores en el hígado se presentan en personas que tienen un deterioro progresivo de su hígado en el contexto de daño hepático provocado por infección crónica del virus de la hepatitis B (VHB) o C (VHC), cirrosis alcohólica y esteatohepatitis no alcohólica (Non-Alcoholic Steato Hepatitis, NASH), una enfermedad que consiste en acumulación de grasa e inflamación del hígado y que se presenta en pacientes con resistencia a la insulina o diabetes mellitus tipo 2 con mal control metabólico.

Noticia siguiente
");
Gire su dispositivo móvil Estimado usuario, nuestro sitio ha sido oprimizado para una visualización vertical. Gire su dispositivo y siga navegando.