Instituto Oncológico Fundación Arturo López Pérez
Buscar
Solicita tu hora

María José Lasen: “Después del cáncer soy más fuerte”

Hace doce años, esta educadora de párvulos recibió un difícil diagnóstico que pudo superar gracias a un tratamiento oportuno y a un importante trabajo personal. Tras aquella experiencia, sostiene que el haber enfrentado el cáncer le ha ayudado a superar otras situaciones difíciles que la vida le ha presentado.

María José sabía que tenía un nódulo tiroideo, pero le habían indicado que no era sospechoso. Sin embargo, meses después, ese diagnóstico cambió al acudir a un control en el Instituto Oncológico FALP. “Llegué a FALP por una campaña de diagnóstico del cáncer de tiroides que se realizó en 2005. Como tenía antecedentes, me pareció conveniente participar y realizarme una ecografía. Cuando recibí el resultado me indicaron que tenía hora con un cirujano de cabeza y cuello. Y así supe que debía operarme lo antes posible”.

María José presentaba un cáncer papilar y folicular, dos de los tipos menos malignos. “Enfrenté la operación muy nerviosa, más por miedo a la anestesia que al cáncer en sí, porque la doctora me explicó que era una de las patologías oncológicas de buen pronóstico. También me preocupaba por los niños de mi jardín infantil y por mi familia, ya que mi padre había tenido cáncer de próstata, y no quería asustar 

a nadie”, afirma. “Al principio me costaba sacarme de la cabeza la palabra cáncer. 

Cada control y examen me ponía en una situación de incertidumbre. Incluso me deprimí, pero poco a poco fui saliendo adelante”. Hoy, después de doce años, mira hacia atrás y cree que la vida la estaba preparando para enfrentar pruebas más duras que vendrían después.

María José ha visto crecer y desarrollarse a muchos niños en el jardín infantil que dirige hace 20 años, y recibe constantemente el cariño de las familias por su gran dedicación. “Sin duda las personas que vivimos con esta enfermedad salimos fortalecidas. Todos vamos a flaquear o a temer y es normal que así sea. Lo importante es tener presente que sobrevivir a esta enfermedad te lleva a amar más la vida y a quienes te rodean. Con orgullo puedo decir que después del cáncer soy más fuerte”.

Mira la edición completa de nuestra revista Juntos:

 

 
Gire su dispositivo móvil Estimado usuario, nuestro sitio ha sido oprimizado para una visualización vertical. Gire su dispositivo y siga navegando.