Instituto Oncológico Fundación Arturo López Pérez
Buscar
Solicita tu hora

Primera generación de becados se titularon del Magíster Internacional en Radioterapia Avanzada

Durante 12 meses, los becados estuvieron realizando sus clases teóricas y prácticas en el Instituto Oncológico FALP.

El Instituto Oncológico de la Fundación Arturo López Pérez (FALP), el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y la Universidad de los Andes, organizaron en conjunto la ceremonia de clausura del Primer Magíster Internacional en Radioterapia Avanzada.

El Director Médico de FALP, Dr. Hugo Marsiglia, enfatizó que “esta es la primera de cinco promociones que vendrán en el futuro, para exportar a América Latina una radioterapia de alto nivel”.

En ese sentido, destacó el apoyo “solidario y operativo de la Clínica Iram, como también de la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN) y de la OIEA”.

El Dr. Marsiglia, quien además es el Director del Magíster, recalcó que esta es una iniciativa pionera en Chile y que considera un “importante desafío que lo que ha hecho es entregar competencias para el uso de nuevas tecnologías a estos 15 magísteres provenientes de toda Latino América, quienes llevarán a sus países la conciencia e importancia de lo que es relevante en materia de tratamiento oncológico”.

Por su parte, Patricio Aguilera, Presidente de CCHEN, felicitó a los becados que “son los protagonistas de esta ceremonia”, además de “agradecer el apoyo de FALP y Universidad de los Andes en la capacidad que han tenido de organizar y gestionar este magister. Lo que hacen lo hacen con calidad, excelencia y profesionalismo”.

En tanto, María Cecilia Atencio, becada, reconoció que participar en este programa “es un privilegio en nuestra formación. Un título que recibimos con gran honor. Esto es sólo el principio. Agradecemos a todos quienes nos ayudaron para cumplir esta meta”.

La Vicerrectora Universidad de los Andes, Adela López, se refirió a la calidad de la formación humana y formal de excelencia del Magíster. “Queremos tratar al paciente con respeto y amabilidad. Servir para un médico es ponerse en el lugar de los pacientes y su familia. Esta universidad florece con sus egresados”, finalizó.

Dra. María Cecilia Atencio Rosselot, becada Magíster

En las últimas décadas, el avance de la Radioncología ha sido tan rápido, que los países en vías de desarrollo de América Latina y El Caribe quedaron muy desfasados con respecto al resto del mundo, tanto en tecnología como en la formación del recurso humano.

El Organismo Internacional de Energía Atómica supo detectar esta falencia y, no sin esfuerzo, dirigir los recursos para que este Primer Máster de Radioterapia Avanzada se llevara a cabo en nuestro continente.

Quienes estamos terminando este año de aprendizaje, sabemos reconocer que ha sido un privilegio en nuestra formación, y sentimos la obligación y el compromiso de transmitir lo aprendido a nuestros pares. Y si bien este título que se nos entrega hoy lo recibimos con gran honor, este Máster nos lo llevamos puesto, tatuado en la piel con cada hora de estudio, con cada madrugada en vela investigando sobre un tema o preparando un seminario que fuera de alta calidad, con cada comité de los martes, sus discusiones, sus controversias y su insistencia, en generar en nosotros un cambio de paradigma al momento de enfrentar la Radioterapia actual.

No me cabe la menor duda de que esto es sólo el principio, una semilla que fue sembrada acá en Santiago, en el corazón de la FALP, pero que busca terrenos lejanos y sedientos para poder crecer de verdad. Y allí, en cada uno de nuestros países, de nuestros trabajos, de nuestros pacientes y residentes lo va a encontrar.

Nuestro agradecimiento al Organismo Internacional de Energía Atómica, a la Universidad de Los Andes, al Dr. Marsiglia, a los profesores que vinieron de afuera, a los tutores, físicos, tecnólogos y colaboradores de FALP, que encontraron el tiempo entre sus obligaciones para ayudarnos a mejorar. Pero por sobre todo, nuestro profundo agradecimiento a nuestras familias que tuvieron la paciencia y el amor de apoyarnos y acompañarnos desde cada hogar.

Ahora toca regresar y comenzar el cambio que nuestra Latinoamérica nos pide. A mis compañeros: Felicitaciones por el esfuerzo. Nos espera un gran desafío. ¡Sigamos creciendo y vayamos por más!

Gire su dispositivo móvil Estimado usuario, nuestro sitio ha sido oprimizado para una visualización vertical. Gire su dispositivo y siga navegando.