Hábitos de prevención: ¡conócelos e incorpóralos hoy!

La vida está compuesta de elecciones. Si prestamos atención, podremos notar que día a día tomamos una serie de decisiones que influyen en nuestra propia realidad y si hay algo que estos meses de pandemia nos han enseñado, es que el autocuidado y ser responsables con nuestro bienestar, debe ser prioridad.

En cuanto a la salud, esto sigue la misma lógica. Cada uno de nosotros puede comenzar a elegir mejor hoy mismo: alimentarse más sanamente, hacer ejercicio regular y evitar las cosas que nos hacen mal (a estas alturas, sabemos perfectamente cuáles son).

Hacernos responsables de nosotros mismos tiene que ver con los hábitos diarios, con esas pequeñas —pero importantes— decisiones que, de tomarse a tiempo, tendrán un efecto positivo en nuestra salud, como la prevención de enfermedades tan importantes y devastadoras como el cáncer.

Acciones diarias que te ayudarán a estar mejor

Comer bien no tiene por qué implicar restricciones, sino que buenas elecciones. Por ejemplo, cada vez que pienses en un alimento, intenta consumir el que sea lo más natural posible. Los alimentos muy procesados, como los embutidos, snacks salados, cereales azucarados, bebidas gaseosas, galletas, harinas blancas y la lista sigue, contienen azúcar y sal añadidas, junto a más compuestos adictivos que no hacen más que engañar a nuestro cuerpo para que los volvamos a consumir. De nutritivos, nada.

Dale al sueño la importancia que se merece

“Esta semana no he dormido nada, ¡pero con un café me repongo!”. ¿Cuántas veces te has pillado a ti mismo/a diciendo esto? Puede que lo tomes a la ligera, pero dormir lo suficiente es un hábito clave a la hora de prevenir enfermedades. De hecho, existe un nexo importante entre la privación de sueño y el cáncer: la reparación de nuestras células ocurre en el sueño y si no dormimos bien, hay más posibilidad de que ese crecimiento se altere (junto con nuestro ADN) y se formen tumores malignos. ¡Prioriza el descanso!

Cuida tu peso y haz ejercicio

¿Sabías que en Chile, el 34% de los adultos y el 44,5% de los niños son obesos? Definitivamente, es una cifra alarmante, considerando que la obesidad, el sobrepeso y el sedentarismo son factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y también, cáncer. El ejercicio físico tiene especial importancia en la prevención y practicarlo de forma regular te traerá muchísimos beneficios a corto, mediano y largo plazo, como mejorar tu presión arterial y fortalecer tu sistema inmune.

¡Empieza a cuidarte ahora tomando las mejores decisiones!

Noticia siguiente
Gire su dispositivo móvil Estimado usuario, nuestro sitio ha sido oprimizado para una visualización vertical. Gire su dispositivo y siga navegando.