“Una atención profesional y humana”

El año 2000 no fue fácil para Pablo Soto, encargado de recursos humanos de la empresa Aceros Chile. Su padre fue atendido en el Instituto Oncológico FALP, luego de haber sido diagnosticado de cáncer.

Después de someterse a tratamiento y debido a lo avanzado de su enfermedad, su padre falleció, pero “él recibió la mejor atención en FALP, tanto profesional como humana”, confiesa.

Al acercarse al Instituto para hacerse cargo de la cuenta, le informaron que el costo de ésta era cero, ya que su padre como trabajador de la Municipalidad de La Cisterna contaba con Convenio Oncológico Fondo Solidario de FALP.

“Cuando me dijeron que el costo de la cuenta del Instituto Oncológico era $0, averigüé los beneficios de contar con el convenio y no lo dudé. Comenzamos cinco personas de la empresa y cada año se van sumando más y más colaboradores que entienden que -por un pequeño monto mensual – nuestras familias y la empresa están protegidos”.

Durante los últimos años, dos personas han hecho uso del convenio. “Una de ellas, para su esposa y con resultados positivos, lo que reafirma que Convenio Oncológico Fondo Solidario es la mejor opción de protección ante el cáncer”.

Gire su dispositivo móvil Estimado usuario, nuestro sitio ha sido oprimizado para una visualización vertical. Gire su dispositivo y siga navegando.