Hago un llamado a ver la importancia de tener una Ley Nacional del Cáncer

Francisca Contreras se trata hace cinco años en FALP. A lo largo de ese proceso, ha ido fortaleciendo su compromiso con las necesidades y aspiraciones de los pacientes con cáncer.

Se podría decir que Francisca Contreras ha vivido el cáncer por partida doble. Es paciente, desde que fue diagnosticada en 2015; pero también hay otra Francisca, la que asistió a La Moneda para el anuncio de la Ley de Cáncer,

la que participa en el Movimiento Ley Nacional del Cáncer y llegó a convertirse en voz de otros pacientes, la que ha planteado sus ideas en diarios y televisión.

El cáncer de mama la alcanzó a los 27 años, cuando tenía dos hijos. Por su corta edad, no se le consideró candidata a tener esa patología, por lo que pasaron meses hasta que empezó un tratamiento. Luego de una cirugía fallida, Francisca llegó a FALP para atenderse con el Dr. Badir Chahuán.

Ese encuentro con el Dr. Chahúan sería, sin querer, el punto de partida para que comenzara a gestarse su veta activista y comprometida.

Él estaba con un proyecto personal, escribiendo el libro “Ídolas” (2018) con testimonios de pacientes con cáncer de mama, me pidió que le prestara mi historia para su libro ‘Ídolas’ (2018), y yo dije que sí porque ha sido un ángel conmigo. A partir de ahí nos invitaron a algunas charlas, alguien se dio cuenta de que dominaba ciertos temas, me empezaron a preguntar y de repente me vi involucrada en todo esto. Pasó porque me eduqué más en la enfermedad, pero para poder sobrevivir: yo era Fonasa y necesitaba saber cuáles eran mis plazos, mis garantías, qué podía exigir y qué no, hasta dónde llegaba mi seguro, dónde partía el AUGE. Y esta información que manejaba fue ayudando a otras chiquillas, hasta que en un momento empecé a ser más visible”, cuenta.

Como parte del Movimiento Ley Nacional del Cáncer, que une a grupos de la sociedad civil, médicos e instituciones ligadas al cáncer, Francisca aporta detectando falencias y aspectos a mejorar desde el punto de vista del paciente. “Mi trabajo actualmente es tener conexión con regiones y sus diferentes agrupaciones, ir contándoles en qué va la Ley y preguntarles en qué podemos ayudar”, cuenta.

Cuando en el mundo se conmemore un nuevo Día Mundial contra el Cáncer, este 4 de febrero, Francisca seguirá en un tratamiento con inhibidores de ciclinas que comenzó con su médico tratante, el Dr. Mauricio Mahave, jefe de Quimioterapia de FALP. Para esa fecha en que se visibiliza la enfermedad a nivel global, tiene un deseo especial.

Hago un llamado a todos los actores que están involucrados y toman las decisiones a que vean la importancia de tener una Ley Nacional del Cáncer. Me gustaría que en este Día Mundial, Chile pudiera decir que tiene garantizado el acceso a la salud para todo el que sufre esta enfermedad, para que el paciente pueda preocuparse de sí mismo y no de cómo solventarla”.

Noticia siguiente
Gire su dispositivo móvil Estimado usuario, nuestro sitio ha sido oprimizado para una visualización vertical. Gire su dispositivo y siga navegando.