Instituto Oncológico Fundación Arturo López Pérez
Buscar
Solicita tu hora

Historia de FALP

La Fundación Arturo López Pérez (FALP) nace en 1954 gracias a la donación de la Sra. Ana Ross, viuda de don Arturo López Pérez, quien fue un gran empresario de la Bolsa de Comercio de Valparaíso.

Después de haber logrado una importante fortuna y del fallecimiento de su primera esposa, don Arturo, se traslada a París donde se consolida financieramente transformándose en uno de los empresarios de mayor trascendencia en Europa.
Allí conoce a quien se convertiría en su segunda esposa, Ana Ross Santa María, también nacida en Valparaíso. En 1949 y a la edad de 74 años, Arturo López Pérez, fallece de un fulminante cáncer gástrico en el hospital americano de Neuilly, en Francia.

A inicios de la década de 1950, su viuda Ana Ross conoce en París al médico chileno Enrique Raventós. Es él quien le comenta la importancia de la creación en Chile, de un instituto que se encargue del tratamiento del cáncer, para lo que era necesario invertir en investigación. De esta manera destina la fortuna de su marido en pos de la lucha contra esta devastadora enfermedad, y encarga esta misión a quien fuera el albacea y partidor del testamento de la fortuna de su esposo, don Juan Andueza, quien la mantiene informada del desarrollo y funcionamiento de la Fundación hasta su muerte en París en 1974.

Primeras instalaciones de FALP en 1955

FALP inició sus actividades en dos antiguos pabellones anexos del Hospital del Salvador, donde hoy se encuentra la Asistencia Pública. Estos fueron equipados con aparatos de rayos X convencionales e inaugurados el 2 de agosto de 1955 con la presencia del entonces Presidente de la República, Carlos Ibáñez del Campo. En 1960, junto a la estandarización de la técnica de cirugía oncológica se instauró el Comité Oncológico, posicionando a la Fundación como el primer hospital del país en tomar decisiones terapéuticas basadas en el trabajo médico colegiado.

En sus inicios, en el periodo 1955-1960 se atendió a 18 mil pacientes en consulta y se realizaron 750 cirugías. Estas cifras sin duda contrastan en forma importante con las más de 59 mil personas atendidas y cerca de 25 mil cirugías realizadas en el quinquenio 2011-2015, dando claras muestras del desarrollo que la institución ha experimentado en el tiempo.

Adicionalmente, su labor no solo abarca el tratamiento del cáncer, sino también considera completas campañas de educación, prevención y diagnóstico precoz de la enfermedad, en un esfuerzo permanente por llegar a todas las personas que lo necesiten.

Gire su dispositivo móvil Estimado usuario, nuestro sitio ha sido oprimizado para una visualización vertical. Gire su dispositivo y siga navegando.